Cuspide.com

BUSCAR

Normalmente salida del depósito en 3 días

AR$ 540,00
U$s 12,27

convertir a otras monedas

Sumás 270 puntos

Canjealo con 5400 puntos

Precios válidos para compras on-line

A pesar de estar ligada a una historia muy antigua y a una riquísima tradición cultural, la narrativa hebrea como a desarrollarse recién a fines del siglo XIX y su destino parece estar fatalmente ligado a la tierra de Israel.
A partir del exilio, producido como consecuencia de la dominación romana en el siglo II D.C.; el hebreo pasó ser una lengua sacra: su empleo se limitó casi exclusivamente durante centurias, a temas relacionados con la religión y la liturgia.
Sólo a fines del siglo XVIII, con el surgimiento del Iluminismo en Europa, el hebreo vuelve a ocupar a un lugar relevante en la cultura secular a través de una nueva creación literaria que intenta abrirse camino.
Pero es en la tierra de Israel donde el hebreo se revitaliza y se afianza nuevamente, gracias a las sucesivas oleadas de inmigrantes que a partir de fines del siglo XIX lo adoptan como idioma cotidiano.
A partir del siglo XX la literatura se desarrolla en forma intensa y vertiginosa. La crisis de las formas de vida tradicionales, el debilitamiento de la fe, el amor, la muerte, la búsqueda de la propia identidad y la incertidumbre, aparecen como temas centrales en la narrativa israelí contemporánea, abierta a las más variadas influencias.
Pero más allá de todas las corrientes innovadoras, subsiste una relación indisoluble con las fuentes tradicionales. El fuerte poder alusivo de la lengua enriquece infinitamente el significado de lo actual y cotidiano mediante reminiscencias ancestrales.
Desde los clásicos contemporáneos hasta la nueva literatura joven;

  • 220
  • Rústica
  • 2002
  • Castellano
  • 9789879396766

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.