Cuspide.com

BUSCAR

Normalmente salida del depósito en 3 días

AR$ 829,00
U$s 13,70

convertir a otras monedas

Sumás 414 puntos

Canjealo con 8290 puntos

Precios válidos para compras on-line

A fines del siglo XIX y comienzos del XX. los miembros de la elite política y social se batían a duelo con cierta frecuencia, a tal punto que era raro encontrar una personalidad publica, un parlamentario, un 'hombre de letras', un acaudalado, que no se hubiera visto Involucrado (por lo menos una vez) en las denominadas 'cuestiones de honor'. Los diarios de la época ofrecen una prueba muy clara de este fenómeno todo un repertorio de injurias, desafíos e insultos cruzados recorre las solicitadas y las crónicas periodísticas. Era mucho lo que estaba en juego, pues el sentido del honor personal y la rápida predisposición a defenderlo por medio de un duelo caballeresco indicaban si alguien pertenencia o no a las elites.
Este libro cuenta ase historia de lenguajes y posiciones en disputa. La susceptibilidad ante el chisme y la compulsión a sostener y negociar en publico la reputación muestran la pluralidad de voces y de miradas que, en una sociedad en rápido cambio, intervenían en la construcción del lugar de cada uno. Si el honor funcionaba como ordenador de un espacio social convulsionado y de una esfera política competitiva y en proceso de ampliación el duelo demostraba ser el comportamiento adecuado para establecer distinciones y jerarquías en un momento de recomposición de la clase alta.
En Honor y duelo en la Argentina moderna, Sandra Gayol recupera, con minucia y originalidad la importancia del tema y ofrece claves esenciales para pensar los procesos de fabricación de la diferencia social y política.
'

  • HISTORIA Y CULTURA
  • 286
  • 310
  • Rústica
  • 2008
  • Castellano
  • 9789876290425

Otros productos de GAYOL SANDRA

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.