Cuspide.com

BUSCAR

Normalmente salida del depósito en 3 días

AR$ 64,00
U$s 1,47

convertir a otras monedas

Sumás 32 puntos

Canjealo con 640 puntos

Precios válidos para compras on-line

Cuando después de tener entre mis manos los maravillosos libros el Nuovo saggio sull´origine delle idee y la Teosofía cuando después de descubrir un mundo metafísico desconocido, cuando después de hacer un esfuerzo para entenderlos comencé a asimilarlos, comencé también a preguntarme cómo Rosmini habría podido asentar la Teología y la altísima vida mística, de la que ya tenía noticia que plenificaba su persona, sobre esta base filosófica del Ser-Idea.
Así, pues, llevado por esta inquietud entré en otro no menos fascinante mundo encerrado entre las páginas de la Antropología Soprannaturale. Allí encontré la respuesta de cómo Rosmini asienta la Teología racional sobre el fundamento del ser ideal.
Pero aquí, en el caso de Rosmini, además de la inteligencia que descubre un principio que luego se expande por la fuerza irresistible de la lógica, hay un don especial de Dios que manteniendo al sujeto en la humildad, le permite entrar en el ámbito luminoso de la Teología y en la vía ardiente de la mística.
Sabemos que Rosmini desde las primeras lecciones que en la adolescencia recibió de Filosofía, intuyó el ser como Idea, intuición que luego plasmó en obras monumentales. También sabemos por propia confesión suya en una anotación juvenil: 'este año fue para mí año de gracia: Dios me abrió los ojos sobre muchas cosas y conocí que no había otra sabiduría sino la que se encuentra en Dios.' Con una inteligencia prodigiosa y con un corazón inocente, lleno de dones de Dios, no podía sino resultar una perfecta armonía de

  • BIBLIOTECA DE FILOSOFIA
  • 248
  • 350
  • Rústica
  • 2010
  • Castellano
  • 9789875632615

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.