Cuspide.com

BUSCAR

Normalmente salida del depósito en 3 días

AR$ 539,00
U$s 11,74

convertir a otras monedas

Sumás 269 puntos

Canjealo con 5390 puntos

Precios válidos para compras on-line

«¿Quién nos quita lo brillado?, se pregunta Fernando Noy y sigue el consejo de su amigo Pedro Lemebel que solía decirle, con sabiduría de Machi: 'No hables más, Noy: escríbelo'. Y finalmente lo hizo. Aquí están sus memorias, estas Peregrinaciones profanas, puro vértigo de purpurina, cemento y rincones donde el desamparo se convierte en jardín secreto. El propio nacimiento anunciado por la caída de un jinete mapuche; una cartografía del deseo suburbano con las locas del Oeste en los años 60; los náufragos hippies en flor; las temporadas en París o Bahía. Y, por supuesto, las amistades sagradas de Alejandra Pizarnik, Marosa Di Giorgio, María Luisa Bemberg, Batato Barea, Paco Jamandreu, Alejandro Urdapilleta y tantos más. Entre carnavales, lisergia y poetas, desfilan las deidades de Noy y él nos bendice con su misticismo afro-celta, sus túnicas y collares, su inefable paso andrógino que es maravilla, desafío y carcajada.» Mariana Enríquez «Cuando no existía la palabra queer la poeta, la vedette, la actriz, nuestro Fernando Noy, la estaba inventando. Lean estas memorias danzantes de la reina de la fiesta de la libertad y el arte.» Gabriela Cabezón Cámara «Sabíamos que Noy, poeta 24 horas, tenía el don de adelantarse al futuro. Ahora sabemos que es capaz de atravesar la memoria de su tiempo y recuperar un pasado por venir, impredecible, lleno de promesas.» Liliana Viola Noy va narrando un laberinto de encuentros increíbles, pero siempre reales. De la niñez patagónica a la adolescencia del yire hermafrodita con las l'

  • BIOGRAFIAS Y TESTIMONIOS
  • 256
  • 320
  • Rústica
  • 2018
  • Castellano
  • 9789500761796

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.