Cuspide.com

BUSCAR

demora de envioNormalmente salida del depósito en 3 días

AR$ 1.079,00
U$s 12,58

Sumás 539 puntos

Canjealo con 10790 puntos cuspide max

Precios válidos para compras on-line

Para Claudio Fratta, prestigioso arquitecto paisajista, el pasado es una carga que domina su presente y paraliza su futuro, un peso abrumador donde se mezclan la culpa, la incomprensión, la ira y el ansia de borrar lo sucedido y volver al punto de partida. Entregado a una vida solitaria, además del soplo de vida que le aportan sus sobrinos y de la compañía de su fiel ayudante Witold, Claudio se aferra al ejercicio de su profesión, como si en cada uno de los jardines que proyecta intentara sustituir el desorden natural de las cosas por un orden impuesto que le permita controlar la azarosa realidad.
De ahí que, cuando recibe una llamada de Elisabetta Renal para encargarle el diseño del jardín de la finca familiar, Claudio no duda un momento. Al otro lado de la línea telefónica ha reconocido la voz de la mujer a la que en una ocasión socorrió tras un accidente en un aparcamiento de supermercado en el que ambos tenían oscuras razones para estar involucrados. Claudio conoce las suyas, pero ¿y las de Elisabetta? La enorme atracción que ejerce sobre él esta hermosa mujer, y la incontrolable pasión que nace entre ambos, empujará a Claudio hacia una caída vertiginosa e imparable, en la que encontrará respuesta a muchas de sus preguntas, pero también cometerá actos que nunca se hubiera imaginado capaz de realizar. Poliédrica novela de misterio, obsesión erótica y humor melancólico, El natural desorden de las cosas es una lectura verdaderamente sorprendente, una historia de silencios narrada con la distancia que impone la ironía sobre el telón de fond

  • NARRATIVA
  • 288
  • 360
  • Rústica
  • 2007
  • Castellano
  • 9788498380743

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.

Defensa al Consumidor
AFIP