Cuspide.com

BUSCAR

Querer Sin Malcriar

100 CONSEJOS PARA EDUCAR A SUS HIJOS

Autor:

Editorial: MEDICI

Normalmente salida del depósito en 3 días

AR$ 2.411,50
U$s 56,88

convertir a otras monedas

Sumás 1205 puntos

Canjealo con 24110 puntos

Precios válidos para compras on-line

Reseña del libro Querer Sin Malcriar

Ver índice

Ningún padre desea malcriar a sus hijos. Todos queremos educarles para -que sean cariñosos, compasivos, sinceros y responsables. Pero después de que su hijo de dos años le ha preguntado '¿Por qué?' por quinta vez consecutiva, el de ocho sufre un ataque incurable de 'caprichos'' y el de diez, ya desafiante, no acepta un no por respuesta, de su boca salen esas palabras totalmente ineficaces que bien conoce: 'Porque lo digo yo, que soy tu madre! No funcionaron con usted cuando era pequeña y tampoco funcionarán con sus hijos ahora que ya es madre. En 'Querer sin malcriar' Nancy Samalin le ayudará a establecer límites cariñosos sin malcriar ni consentir al niño.
Organizada por temas generales para una mayor facilidad de consulta, esta obra le ofrece estrategias positivas y soluciones basadas en el sentido común a los innumerables retos que deben afrontar los padres: * LUCHAS DE PODER: cómo apaciguar una rabieta, detener las quejasS establecer normas que puedan ser cumplidas.
* DESFASE COMUNICATIVO: dejar de repetir las mismas cosas, hablar de forma concisa, conectar con los hijos.
* RIVALIDAD ENTRE HERMANOS: acabar con los chismes, salir de la trampa de la ecuanimidad, minimizar las peleas.
* PROBLEMAS COTIDIANOS: luchas a la hora de acostarse, discusiones por los deberes escolares, hacerse el remolón, caprichos infantiles.
'

Detalles de Querer Sin Malcriar

  • 350
  • 520
  • Rústica
  • 2003
  • Castellano
  • 9788489778726

Otros productos de SAMALIN NANCY

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.