Cuspide.com

BUSCAR

Normalmente salida del depósito en 25 a 30 días

Este libro debe ser solicitado a la editorial.
Le avisaremos en caso de que no se encuentre disponible.

AR$ 2.037,00
U$s 33,67

convertir a otras monedas

Sumás 1018 puntos

Canjealo con 20370 puntos

Precios válidos para compras on-line


Indice


SOBRE GOBIERNO TIRANICO DEL PAPA

por OCKHAM

Isbn 8430921400



Indice del Contenido


ÍNDICE

ESTUDIO PRELIMINAR
BIBLIOGRAFÍA

SOBRE EL GOBIERNO TIRÁNICO DEL PAPA

PRÓLOGO

LIBRO PRIMERO

Capítulo 1. Opinión de algunos que opinan no ser lícito disputar sobre la potestad del papa

Capítulo 2. Qué es lícito y qué no lícito en la disputa sobre la potestad del papa

Capítulo 3. El papa está obligado a conocer distinta y explícitamente qué poder tiene o no tiene

Capítulo 4. Los súbditos han de saber qué poder y cuánto tiene el papa sobre ellos

Capítulo 5. Al papa no le debe molestar que los peritos investiguen con toda diligencia qué y cuánto poder tiene

Capítulo 6. Respuesta al argumento aducido anteriormente en el capítulo 1

Capítulo 7. A los teólogos pertenece principalmente conocer qué poder tiene el papa ex iure divino

Capítulo 8. Si surge un problema sobre el poder del papa y afirma qué le compete por derecho divino, se ha de acudir principalmente a las Sagradas Escrituras, no a las leyes o cánones

Capítulo 9. Aunque en asunto de esta naturaleza ni el papa se ha de apoyar en sus decretales ni el emperador u otro cualquiera en sus leyes civiles, sin embargo, tanto el papa como el emperador u otro

Capítulo 10. No incumbe a los teólogos saber de manera principal qué poder tiene el papa por parte de los hombres. Esto es más propio de los expertos en derecho civil y de los que conocen las donacion

Capítulo 11. No es lícito que los santos varones consideren justo y santo al papa si saben que sus obras son en sí mismas ilícitas. Más bien están obligados a juzgarle malo

LIBRO SEGUNDO

Capítulo 1. Porqué Dios permitió que ciertos llamados romanos pontífices usurparan para sí un poder ilegítimo y de qué raíz nació la afirmación que sostiene que el papa tiene tal plenitud de poder tan

Capítulo 2. Alegaciones a favor de la anterior afirmación sobre la plenitud del poder papal

Capítulo 3. La afirmación antedicha es herética a causa de la libertad evangélica

Capítulo 4. Cómo se ha de entender que la ley evangélica es ley de libertad

Capítulo 5. Se demuestra que el papa no tiene de Cristo tal plenitud de poder, ya que el gobierno papal es un gobierno instituido para el bien común, no para honor y provecho del papa

Capítulo 6. Por muchos otros caminos se demuestra que el papa no tiene la plenitud de poder

Capítulo 7. El papa no tiene tal plenitud de poder en los asuntos temporales porque no se debe implicar en los negocios seculares

Capítulo 8. El papa no tiene la plenitud de poder en los asuntos temporales porque hubo algunos y podría haber todavía otros que no eran capaces de un poder semejante

Capítulo 9. El papa no tiene la plenitud de poder en los asuntos temporales porque Cristo, en cuanto hombre pasible y mortal, careció de él

Capítulo 10. Se prueba de otros muchos modos la verdad anteriormente dicha

Capítulo 11. Se demuestra la verdad repetidas veces establecida con textos de los Santos Padres

Capítulo 12. Con palabras de San Bernardo, que habló de una manera más expresa del poder del papa, se prueba la verdad ya dicha

Capítulo 13. Antes de responder a las objeciones contra la verdad predicha, se declara que algunos atribuyen al papa no sólo la mencionada plenitud de poder, sino otra mayor

Capítulo 14. Las palabras de Cristo: «Lo que atares... » no se han de entender de modo general sin excepción alguna, ya que las palabras generales no siempre se han de entender de modo general

Capítulo 15. A pesar de las palabras de Inocencio III, las palabras de Cristo: «Lo que atares ... » se han de entender con algunas excepciones. Y muchas expresiones del mismo papa Inocencio, si no se

Capitulo 16. Del poder prometido a Pedro por aquellas palabras de Cristo: «Lo que atares...», se han de excepturar los juramentos legítimos de emperadores y reyes y de otros, que no son contrarios a l

Capítulo 17. Del mismo poder se han de exceptuar las libertades concedidas por Dios y la naturaleza a los mortales

Capítulo 18. Del poder antes mencionado se ha de exceptuar la manera demasiado onerosa y grave de ordenar y hacer todo aquello que se refiere a la función papal

Capítulo 19. Cristo insinuó con palabras y ejemplos que las palabras: «Lo que atares... » se han de entender con algunas excepciones

Capítulo 20. Se exponen diversas opiniones sobre qué poder fue concedido o prometido a Pedro por las palabras ya repetidas de Cristo: «Lo que atares... », y otras expresadas en la misma serie
Capítulo 21. Los cánones en que se manda que todos deben obedecer al papa se han de entender con excepciones

Capítulo 22. No se puede probar que el papa tenga tal plenitud de poder por el hecho de ser vicario de Cristo

Capítulo 23. Aunque el papa estuviera libre de todas las leyes positivas, sin embargo, no estaría por encima de todas las leyes ni tendría una plenitud de poder en lo temporal

Capítulo 24. No se puede demostrar que el papa tenga tal plenitud de poder aunque en un caso particular pueda actuar contra la equidad natural, aceptando la palabra «equidad» del único modo aceptado

LIBRO TERCERO

Capítulo 1. En el que se expone la opinión de que fuera de la Iglesia no fue ni hay concedido ningún poder, sino sólo permitido

Capítulo 2. Fuera del pueblo de Dios hubo verdadero dominio temporal de las cosas y fue concedida verdadera jurisdicción temporal y no solamente permitida

Capítulo 3. La anterior verdad se prueba con textos del Nuevo Testamento
Capítulo 4. La verdad que acabamos de demostrar se prueba ahora por la autoridad de los Santos Padres y por los decretos de los sumos pontífices

Capítulo 5. De qué manera la falsedad contraria perjudica a todos los mortales

Capítulo 6. Los infieles -mientras dura su infidelidad son capaces del dominio de las cosas
temporales y de la jurisdicción temporal -que son los dones o bienes mínimos- de la misma
manera que son capaces de muchos otros bienes mayores

Capítulo 7. El dominio de las cosas temporales común a todo el género humano y el poder de apropiarse de las cosas temporales por parte de cierta persona o de ciertas personas o de un colegio especial

Capítulo 8. Este doble poder de que acabamos de hablar se lo ha dado Dios no sólo a los fieles, sino también a los infieles

Capítulo 9. La propiedad o dominio propiamente dicho no fue introducido originariamente por derecho divino, sino por ordenación humana

Capítulo 10. Después del primer dominio propio, algunos dominios personales fueron de derecho divino y algunos otros de derecho humano

Capítulo 11. Una cierta jurisdicción temporal es de derecho divino y natural, y otra, de derecho humano

Capítulo 12. Cómo se han de entender las palabras de San Agustín, que afirma que todas las cosas de los Justos son de derecho divino

Capítulo 13. Constantino tuvo verdadera y legítima potestad antes del bautismo. Y el imperio romano unas veces estuvo fuera de la Iglesia y otras en ella.
Y, sin embargo, aun entonces, hubo cierta verdadera jurisdicción temporal fuera de ella

Capítulo 14. Los bienes temporales que se obtuvieron por derecho humano, unos lo fueron por leyes de emperadores o reyes, otros por diversas ordenaciones humanas

Capítulo 15. Juan XXII, al sostener y afirmar que el dominio propio fue introducido originariamente por derecho divino, reprende deforma irracional y errónea a uno que apelaba a él por herejía al sost

Capítulo 16. Es herética la alegación por la que se prueba que el imperio pertenece al papa porque no existió ni existe fuera de la Iglesia verdadero dominio ni verdadera jurisdicción

LIBRO CUARTO

Capítulo 1. Que el imperio romano no es del papa

Capítulo 2, Opinión de que el imperio sólo es de Dios

Capítulo 3. Opinión que afirma que el imperio romano procede del pueblo

Capítulo 4. Sucede que alguien tiene un doble poder sobre otro, a saber, regular o casualmente

Capítulo 5. De tres maneras se puede entender que el imperio es exclusivamente de Dios

Capitulo 6. El imperio romano no viene de sólo Dios por el modo primero y segundo, sino regularmente por el tercero

Capítulo 7. Se prueba que el imperio romano no fue exclusivamente de Dios ni por el primer modo ni por el segundo

Capítulo 8. Se prueba que el imperio romano procede únicamente de Dios por el tercer modo.
Se prueba también que Cristo, en cuanto hombre pasible y mortal, no era rey temporal

Capítulo 9. Alegaciones de que el imperio romano no fue verdadero ni legítimo imperio

Capítulo 10. El imperio romano fue en tiempos de Cristo y de los apóstoles verdadero y legítimo imperio, ya que se pudo convertir en verdadero imperio de muchas maneras

Capítulo 11. Respuesta a los argumentos aducidos en el capítulo 9, que parecen militar contra lo dicho anteriormente

Capítulo 12. Alegaciones que demuestran que, así como el imperio romano podía haberse constituido por el solo consentimiento y voluntad de los que se sometieron a los romanos, de la misma manera sólo

Capítulo 13. El imperio romano no se puede destruir de esta manera, Se responde, por tanto, a las alegaciones del capítulo anterior

Capítulo l4. Se prueba que el papa no tiene por derecho divino más derecho sobre el imperio romano que sobre otros reinos o principados

LIBRO QUINTO

Capítulo 1. Trata de responder a las alegaciones con que algunos se esfuerzan por probar que el imperio romano podría ser del papa

Capítulo 2. Por las palabras de la Escritura que exaltan la eminencia del poder y dignidad de Cristo no se puede demostrar que el imperio depende del papa o que el emperador sea vasallo del papa

Capítulo 3. Acudir ala prueba de los sentidos místicos -que ni en sí mismos ni en su antecedente están expresos en la Escritura- para probar lo que se está debatiendo, se ha de juzgar como menos idóne

Capítulo 4. Respuesta a algunas objeciones contra lo dicho antes

Capítulo 5. Por aquellas palabras: «Aquí hay dos espadas», no se puede probar que el imperio es del papa

Capítulo 6. Del capítulo 1 de Génesis no se puede probar que el imperio sea del papa

Capitulo 7. No se puede probar que el imperio sea del papa por lo que leemos sobre la institución de los reyes en el Antiguo Testamento

Capítulo 8. No se puede probar que el imperio sea del papa por las obras de Cristo mientras vivió en carne mortal

Capitulo 9. Por las palabras del Apóstol en 1 Cor 6, no se puede probar que el imperio sea del papa

Capítulo 10. Por las palabras de Jeremías: «Desde hoy mismo te doy autoridad...», no se puede probar que el imperio sea del papa

LIBRO SEXTO

Capítulo 1. Por el decreto del papa Nicolás no se puede demostrar que el imperio sea del papa

Capítulo 2. El papa no tiene poder para deponer al emperador más que a los demás reyes, de manera que pueda parecer que el imperio sea del papa

Capítulo 3. Por el privilegio de Constantino no se puede probar que el imperio sea del papa

Capítulo 4. Algunos afirman que las palabras que acabamos de citar son apócrifas y sin autoridad alguna

Capítulo 5. Las palabras antes citadas pueden recibir una sana interpretación, que no repugna de ningún modo con otras sentencias anteriormente expuestas

Estamos asistiendo al descubrimiento del Guillermo de Ockham político. Su obra política es hoy objeto de investigación y crítica con la misma intensidad que otras épocas estudiaron su obra teológica.
Su «navaja barbera» echa por tierra y denuncia todo lo superfluo, postizo y erróneo.
Así nace una teología política o una política teológica completamente nueva. La obra presente, De principatu tyrannico papae, descubierta en 1928, es un manuscrito de finales del siglo XIV o principio
su mordacidad, etc.


  • 256
  • 200
  • Rústica
  • 1992
  • Castellano
  • 9788430921409

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.