Cuspide.com

BUSCAR

Impresión Bajo Demanda. Normalmente salida del depósito en 20 días.

AR$ 1.050,00
U$s 17,50

convertir a otras monedas

Sumás 525 puntos

Canjealo con 10500 puntos

Precios válidos para compras on-line

El estudio sobre los niveles pasivos de la conciencia fue emprendido por Edmund Husserl en el contexto de la fenomenología genética —esto es, a partir de 1917— pero, en su mayor parte, estos análisis nunca fueron publicados por el autor. No fue sino hasta la década del 60 que comenzaron a recibir difusión con la publicación de los Análisis de la síntesis pasiva. Por esta razón, el tema estuvo mayormente ausente en la primera recepción de la fenomenología husserliana —con excepciones notables como la de Maurice Merleau-Ponty— y, más importante para nuestro asunto, determinó una comprensión muy restringida de su teoría del sujeto, centrada en exceso en los temas y problemas abordados en el período comprendido entre las Investigaciones Lógicas (1900) e Ideas I (1913). Así, el debate entre las perspectivas descriptivas y trascendentales de la fenomenología no puso nunca en cuestión una caracterización del sujeto identificada con el yo, la actividad voluntaria y la transparencia de la conciencia. Esta investigación se propone, entonces, ampliar el debate sobre el tema y ofrecer, con ello, una descripción más completa de la subjetividad en Husserl, al incluir las perspectivas genéticas y generativas de la fenomenología contenidas en textos producidos en las décadas del 20 y del 30. Como consecuencia, no sólo se deberán reconocer dimensiones pasivas en la experiencia del sujeto humano adulto sino que la noción se ampliará para contener a los niños y a los animales. Sin renunciar a los motivos cartesianos de su filosofía, H

  • 258
  • 330
  • Rústica
  • 2016
  • Castellano
  • 9788416032747

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.