Cuspide.com

BUSCAR

Impresión Bajo Demanda. Normalmente salida del depósito en 20 días.

AR$ 1.216,00
U$s 20,10

convertir a otras monedas

Sumás 608 puntos

Canjealo con 12160 puntos

Precios válidos para compras on-line

La maestra Lilia C. Colín Estrada hace un recorrido imaginario a las culturas de “nuestros ancestros” ubicadas en el altiplano americano, hoy México, Centro América, el Caribe y Sudamérica y éstas logran extraordinarias civilizaciones como: Mexica, la Maya y la Andina, se considera como las de mayor desarrollo humano de la humanidad superior a las antiguas civilizaciones e inclusive la griega. Con la llegada de los españoles en 1492, 1519, las culturas del Anáhuac fueron destruidas mediante un genocidio conocido como el más grave en la historia universal. La situación es de tal magnitud que los sobrevivientes no logran superar tanta perdida, pues les “borran” su cultura, nuestra cultura y pasan por una etapa de confusión y pierden su identidad. Ahora el Estado Mexicano presenta esta paradoja que a la fecha arrastramos del pasado doloroso y como su consecuencia una “identidad escindida”. A través de los siglos los mal llamados “indígenas” representan nuestra “cultura viva”, que trataron de preservar con el sufrimiento del sometimiento y rechazo hasta la actualidad. Así los mexicanos nos enfrentamos a un cuestionamiento existencial ¿Quiénes somos los mexicanos? ¿Podremos recuperar nuestro pasado glorioso y conciliarnos con este Genocidio y reparar las pérdidas para lograr una identidad integrada? O vamos a continuar con la repetición constante de dos roles: los oprimidos, los sometidos, los pobres o con limitaciones y carencias como los mal llamados “indígenas” y los opresores como en la Colonia, con los virreyes-pr

  • 530
  • 770
  • Rústica
  • 2016
  • Castellano
  • 9786074028720

Su comentario será moderado antes de su publicación. Este espacio le permite compartir su opinión sobre el libro con otros lectores, evite comentarios que no sean pertinentes ni alusivos al libro. Por favor sea amable, respetuoso y cuide su lenguaje.